Sicilia, un viaje a mis orígenes familiares

Si hay algo que siempre me reproché fue haber cambiado un viaje a Italia, que me había ofrecido mi abuela para mis 15, por una computadora, en ese entonces la idea de viajar a Europa me parecía “de viejos”, en cambio, una computadora era la novedad y un lujo que pocos se podían dar; sin embargo, al poco tiempo pasó a ser algo común y recién ahí me dí cuenta de la oportunidad que había perdido. Desde entonces la idea de viajar a Sicilia comenzó a obsesionarme y es una gran satisfacción haber cumplido con ese pendiente.

Catania

Viajé toda la noche desde Nápoles y la primera imagen que tuve al despertar fue el mar, Taormina y el volcán Edna. Llegué a Catania a las 7 de la mañana y al bajar del autobús experimento una gran emoción, era como viajar al pasado.

dav
Piazza Duomo de Catania

De camino al hostel me llama la atención la cantidad de golondrinas revoloteando, los olores de los cafés y panaderías, la arquitectura, la gente y su forma particular de hablar. Cuando llego no me atiende nadie, media hora después sale un huésped y aprovecho a entrar, espero en recepción hasta que llega el personal de limpieza, me permiten dejar mis cosas, pero debo regresar recién a las 14 hs a hacer el check in, así que aproveché a recorrer la ciudad.

En el centro de la plaza del Duomo se encuentra la fontana del Elefante, un símbolo de la ciudad, y en una de sus esquinas comienza por las mañanas un pintoresco mercado callejero de pescado, alimentos y ropa super económica!

Taormina

A la mañana siguiente tomé el tren a Taormina, la estación se ubica en la base del monte Tauro y subir caminando a la ciudad con ese calor fue una tortura, pero las vistas al llegar lo recompensa, desde el mirador se avista toda la costa serpenteante, es increíble!

taormina2
Anfiteatro griego de Taormina

El principal atractivo es su anfiteatro de estilo griego, uno de los más célebres del mundo, construido aprovechando la geografía de la colina, incluso hay peldaños de las escalinatas de roca pulida, impresiona sus panorámicas hacia la bahía de Naxos y el popular volcán activo Etna. 

La calle principal ofrece un paseo agradable, plagado de coloridos diseños en cerámica y  plantas; también está repleto de heladerías, cafés y panaderías, aunque los precios te impiden darte el gusto de bajar esa colina rodando.

Siracusa

En Siracusa me recibió Filippo, mi host de Couchsurfing, que también estaba alojando a Claudia, otra argentina que se encontraba tramitando la ciudadanía, así que pasé mis primeros días mateando y compartiendo con ella.

El tercer día acepto una invitación por couchsurfing de Francesco para salir a navegar en su velero y nos llevamos tan bien que me propuso quedarme en su casa frente al muelle de Ortigia, la parte antigua e histórica de la ciudad, una experiencia de lujo!

Degustamos lo mejor de la gastronomía siciliana, me llevó a recorrer los mejores sitios, fuimos a una fiesta electrónica con Nicola Cruz y navegábamos todos los días, fue todo tan maravilloso que no me quería ir, pero recién estaba en la mitad de mi viaje y con vuelos reservados, debía seguir con mi itinerario…

Módica

Tomé un tren a Módica y de camino a la posada me maravillo con esta impresionante vista en la que destaca la barroca Catedral de San Giorgio. Esa noche hubo una procesión a S. Pietro e S.Paolo, patronos de Módica y pude disfrutar de una tradición siciliana.

modica
Módica

A la mañana siguiente bajo a desayunar y conozco a Vanesa, una alemana que casualmente iba a Scicli en su auto, así que aproveché a sumarme con ella.

Scicli

Ahora sí, la frutilla de mi viaje por ser el pueblo originario de mis abuelos, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO como parte de las ciudades del barroco tardío de Val di Noto.

scicli
Panorámica de Scicli (ph. viator.com)

La ciudad destaca por su arquitectura elegante, sus monumentos religiosos, restaurantes y cafés. La Iglesia de San Matteo en la colina de la ciudad, es su monumento más reconocible, entre otras atracciones que abarcan desde su gran ayuntamiento hasta los hermosos palacios.

Cuando quiero regresar a Módica, me encuentro conque no había transporte público el Domingo, así que encaré la ruta dispuesta a caminar 2 horas pero afortunadamente paró una mujer en coche y se ofreció a llevarme.

Ragusa

Tomo el primer tren para aprovechar todo el día en Ragusa; la ciudad se divide en la parte alta y la baja, en donde se encuentra el corazón histórico.

La ciudad es ideal para caminarla sin planes, perderse en sus laberínticos corredores y sorprenderse con su arquitectura y detalles barrocos; desde la parte alta el Duomo de San Giorgo destaca con su cúpula azul.

Palermo

En palermo me recibe Gianpiero, mi host de couchsurfing, y esa tarde me lleva a visitar el Templo de Segesta, al regreso pasamos por las playas de Capo gallo y Balestrate.

De noche salimos a recorrer la ciudad para tomar fotos, disfrutar de su vida nocturna, bares y degustar los mejores arancinis en la capital europea del street food

DSCN8969
La noche de Palermo

La capital es una auténtica aventura urbana para los aficionados a la fotografía, es un lugar por donde pasaron fenicios, griegos, romanos, árabes, normandos y españoles, su diversidad cultural, arquitectónica y gastronómica es fascinante!

DSCN8911
Catedral de Palermo

La Catedral de Palermo forma parte del patrimonio de la humanidad UNESCO, nació como basílica paleocristiana, luego pasó a ser mezquita y nuevamente iglesia. Esta mezcla cultural se vio reflejada en la arquitectura, con elementos árabes, góticos y barrocos.

El Palacio de los Normandos es considerado la residencia real más antigua de Europa, en su interior se puede apreciar una de las grandes joyas de la ciudad: la Capilla Palatina, totalmente repleta de mosaicos dorados, fue sin dudas, mi favorita!

Cefalú

Esta joya se encuentra a solo 45 minutos en tren desde la capital, siendo una escapada perfecta para disfrutar de sus largas playas de arena, gastronomía, original artesanía y arquitectura.

cefalu
Cefalú
DSCN9073
Catedral de Cefalú
cefalu5
Cefalú

Cocina Siciliana

Es bien sabido que la gastronomía de Sicilia es una de las más variadas y ricas de toda Italia, probablemente se deba a sus influencias culturales (griegos, árabes, normandos, españoles), sus frutos del mar y tierra fértil para el cultivo.

Mis favoritos fueron los arancini (croquetas de arroz rellenas), los exóticos helados (el mas popular es pistacho), los cannoli, las cassatinas, las pastas (prohibido pedir queso para la pasta de marisco), la caponata y exóticos paninos, como los carne de caballo, peces y mariscos y finalmente, la famosa granita (granizados de pistacho, almendra, gelsi, limón y café) acompañada de un brioche, es el típico desayuno de verano.

Artesanía siciliana

Otra de las cosas que me inspiró de Sicilia fué su colorida artesanía, especialmente la cerámica, destacando objetos tradicionales como las piñas (símbolos de prosperidad  y buen augurio), las testas di moro (jarrones de cerámica en forma de cabeza), los diseños de girasoles, las tradicionales marionetas Pupi Siciliani, el cuero, diseño textil y la joyería… De no ser que viajaba sólo con una mochila de 8 kg para no despachar equipaje me hubiera comprado todo!!

Gente, hasta aquí fue el resumen de mi visita a Sicilia en el mes de Junio, les dejo el link a mi Álbum de fotos: Italia 2019  y espero les sirva de inspiración para su próximo viaje!

 

 

 

Comparte si te gusto!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *