WOOFing experience en Nueva Zelanda

Mi experiencia como woofer , tips y recomendaciones

Mi obseción por Nueva Zelanda empezó cursando la carrera de turismo, siempre ejemplificaban con buenas prácticas de ése destino y fué en la FIT 2013 cuando me acerco al stand del país y me dan un cuadernillo que invitaba a ser especialista del programa de turismo de NZ y lo hice. Ser parte del programa de turismo me facilitó recorrer el país y acceder a varias atracciones y actividades que de otra forma hubiera sido casi imposible, por lo menos para un presupuesto mochilero como el mío. Cuando aprobaron mi solicitud no lo podía creer, al fín pude sacar provecho de mi profesión!

Cuando terminé mi master y sin ningún otro compromiso, decidí que era un buen momento para tomarme un año sabático y concretar éste viaje tan esperado…

Como no puedes permanecer en el país más de 3 meses como turista, dividí mi experiencia en 2 etapas y planifiqué un viaje por varios países, dejando a Nueva Zelanda para el inicio: (WOOFing experience) y para el final: (Kiwi experience) donde recorrí todo.

Los primeros 3 meses fuí con el objeto de mejorar mi inglés y una buena opción para permanecer en éste país, basante caro x cierto, sin gastar demasiado dinero es haciendo woofing, que consiste en intercambiar trabajo por alojamiento y comida.

Vista desde el depto de un host de Couchsurfing – Auckland

Los primeros días en Auckland fueron desesperantes, fuí alternando con diferentes Host de Couchsurfing y me resultó complicado comunicarme al principio porque la pronunciación kiwi es muy dificil de entender. Pasaba el día en la biblioteca buscando oportunidades de trabajo, hasta que por fín ví un post de una pareja que buscaba ayuda para su granja en Kaipara (1hs al Norte de Auckland) ofrecían alojamiento, comida y era remunerado! 

 

Granja en Kaipara

El trabajo en la granja fue durísismo para mi espalda, estar tantas horas agachada cosechando, sinceramente lo re padecí! En cuanto a ellos, eran una pareja joven pero muy cerrados y callados, así que no pude sacar provecho de esa experiencia, igual fué solo por una semana.

Volví a Auckland y me alojé de Luiz, un brasileño super copado que me banco una semana en su casa y me llevó a recorrer los alrededores.

Cyrelle y Luiz
Tawharanui #NZMustDo

Finalmente encontré por facebook una búsqueda de woofers en Hekerua Lodge de Waiheke Island y acordé una entrevista con el manager. Me preocupaba que mi inglés no fuera lo suficientemente bueno para la entrevista pero la pude pilotear. Tom es holandes, me contó que en el staff había una española que podría ayudarme con las traducciones y se comprometió a ayudarme con mi objetivo, tanto así que los siguientes 2 meses me retaba cuando intentaba conversar con Laura en español!

 

Staff de Hekerua Lodge

En fin, el trabajo consistía en limpieza de 10 a 12am. Estaba con Laura- la española – con quien nos hicimos muy compinches y Flavia. Nos organizábamos tan bien que a veces terminábamos con todo en 1 hora.

Mudanza de la casa que pinte

Como tenía todo el día libre, a veces conseguía algunas changas, como pintar una casa, de bartender, etc.. Esos 2 meses fueron muy intensos, pasó de todo y conocí muchísima gente, miles de historias, fiestas, en fin… Los Jueves hacíamos pizza libre para ver los partidos de los All Black y venían todos nuestros amigos de la isla.

 

Reuniones de trabajo

Tambien solíamos compartir comidas típicas y tradiciones de todos lados. Nos reuníamos todas las noches junto al hogar a conversar. Es muy lindo el ambiente que se genera en ese lugar. Para ocasiones especiales, Tom invitaba al staff a comer afuera o a practicar Stand Up Paddle.

 

Los Domingos eran las noches latinas, mi cable a tierra: reggaeton, cumbia y hasta cuarteto y fernet! La isla está llena de argentinos y saliamos todos juntos, con holandeses, franceses, ingleses, alemanes, los que estuvieran! y les enseñabamos a bailar.

En ocasiones íbamos a ver al Waiheke United AFC, el equipo de futbol local con jugadores en su mayoría argentinos (y la hinchada también) El clima del partido es el mismo que se vive acá, para los extranjeros es toda una atracción, y para nosotros era como estar en casa, pero en una isla rodeada de viñedos, montañas, playas paradisíacas, aves y miles de senderos para explorar!

En las fiestas del Lodge estaba a cargo de la coctelería, mis mojitos y daikiris eran furor. También estuve a cargo de la última pizzeada y cuando terminámos se me acerca el gerente de Stonyridge a felicitarme y me ofrece trabajo en su restaurante, no lo podía creer! Le agradecí la oferta pero le dije que me iba a Japón en unos días.. Bueno dice, cuando vuelvas! Fué una de las cosas mas INSOLITAS que me pasaron. jeje

 

Almuerzo de despedida con el Staff – Stonyridge Vineyard

Todo concluye al fin, nada puede escapar
todo tiene un final, todo termina …

La última noche estaba melancólica y la idéa de viajar a Japón me aterraba! Les enseñé a todos a preparar mojitos y luego del brindis Tom me llevo a tomar el último ferry a Auckland. Pasé la noche en el aeropuerto ya que mi vuelo a Tokio salía a primera hora…

Para cerrar, algunas recomendaciones y curiosidades

  • En todas las ofertas de trabajo piden que tengas working visa, hasta para el picking,  si no tienes Visa es muy dificil conseguir trabajo, exepto algunas changas en construcción, limpieza, etc. pero no son tan bien remunerados como el trabajo en blanco. 
  • La única opcion si no tienes visa es woofing, pero muchos se abusan de esto y demandan demasiadas horas de trabajo por alojamiento y comida, que si fuera remunerado correspondría mucho más, 2 a 3hs me parece justo.
  • Traten de ir con algún contacto y oferta en vista, yo fuí confiada porque todo el mundo me decía que abundaba el trabajo, pero no es así, se puede perder mucho tiempo buscando y mientras tanto no disfrutas y gastas mucho dinero. La mejor manera de encontrar oportunidades es en los grupos de facebook, pero nunca mencionen que buscan trabajo sin tener visa porque pueden tener problemas.
  • Sé que es tentador juntarse con hispanoparlantes pero traten de no cerrarse en esos grupos y saquen provecho de interactuar con extranjeros para aprender ingles, es la mejor manera de acerlo!
  • No se molesten en llevar ropa, tanto en NZ como en Australia existen los ¨Second Hand¨donde la gente dona de todo. Pueden conseguir prendas nuevas por 2 dólares, camperas y calzados por 4, etc. El dinero recolectado es usado para caridad.
  • Hay que descalzarse para ingresar a los alojamientos
  • La mayoría de la población es longeva y muy activa (casi me choca una abuelita repartidora en moto)
  • No hay vandalismo ni robos, son muy honestos. Van a ver puestos de ventas en la calle de frutas y miel con el precio y una alcancía para dejar el dinero sin ningún control, algo impensado para nosotros!
  • Hay baños públicos en todos lados, incluso en lugares re inóspitos, totalmente equipados con papel, jabón y en perfecto estado.
  • Fuera del centro de la ciudad, no hay transporte público. Para visitar los parques nacionales y otros atractivos alejados debes rentar un auto o contratar un tour.
  • Cenan muy temprano (6 – 7PM)
  • En todas las bibliotecas públicas hay acceso al wi-fi y computadoras gratis.

Así fué la primera etapa de un largo viaje, de adaptación a un país y cultura diferente, pero lo más importante para mí fué que cumplí mi objetivo de mejorar mi inglés =)

Pueden ver mi album de Fotos en este link .

Será hasta la próxima! Flor

 

Comparte si te gusto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *